Dead Rising Wiki
Advertisement
Dead Rising Wiki

   << Chuck, ¡tienes que ayudar a Rebecca! Parece que iba hacia el muelle de carga subterráneo. >>
— Stacey, sobre la misión.


Caso 6-2: Con las botas puestas es un caso a realizar en Dead Rising 2. En Off the Record se presenta el mismo objetivo en el Caso 7-2: Con las botas puestas. Comenzará al terminar las escenas del Caso 6-1.

Objetivos[]

  • Ir a la entrada subterránea de vehículos al final del Silver Strip.
  • Matar al sargento Dwight Boykin.

Desarrollo[]

El mensaje en pantalla del caso a realizar:

OBJETIVO: Salvar a Rebecca
DESTINO: Muelle de carga subterráneo
Rebecca está en apuros. Se la vió por última vez cuando se dirigía al muelle de carga subterráneo.

¡Rebecca está en peligro! Stacey la ha visto en las cámaras entrando por un acceso subterráneo antes bloqueado, con un agujero en sus rejas hecho por el vehículo que antes casi atropella a Rebecca y ahora ella lo persigue hasta su destino. Tienes que ir o por los túneles subterráneos o por el final del Silver Strip para acceder a la zona. Al llegar allí te encontrarás con el sargento que lideraba el grupo militar encargado del rescate, con algunos problemas neuróticos, matando zombis mientras intenta cooperar con su ya muerto equipo. Se ve que ha capturado a Rebecca considerándola una gran amenaza, y cuando ella apenas ve a Chuck y lo llama, el sargento la golpea y la sube a un coche. Ahora que sabe de la presencia de Chuck, se prepara para matarlo, mientras que Chuck se prepara para recuperar a Rebecca.

Llegando a la zona[]

Deadrising2 2023-06-23 01-25-53-79

El primer enfrentamiento contra zombis gaseados de Chuck.

Ahora se ha añadido un nuevo enemigo común en las zonas frecuentadas de Fortune City: los zombis gaseados. Estos son más resistentes, no les afecta el aplastamiento de reinas cerca, y cuando se les ataca con ciertas armas, aún pueden actuar con ciertas partes desmembradas, al menos con los brazos desmembrados. Si se le amputa algún pie, quedarán aturdidos y emfurecidos en el suelo hasta que se les explota la cabeza, y suelta una reina que si no agarramos a tiempo se irá a alguno de las rejillas del suelo por donde sale el gas verdoso. Una prueba que tendremos para saber cómo son en verdad es apenas saliendo del refugio de emergencia. Apenas saliendo del refugio nos encontraremos con dos zombis gaseados antes de llegar a la sala de mantenimiento más cercana.

Si nos quedamos mucho tiempo merodeando la zona, uno de estos enemigos puede acercarse y ser una molestia, y si no lo matamos, pueden acercarse más de estos y sería una batalla más complicada, además de que sus gemidos fuertes atraen a los zombis comunes. Lo más recomendable es crear en el bar del Americana Casino zumos de paso ligero combinando 2 botellas de vino por cada bebida mixta (aprovechando que el abastecimiento de vino en esta zona es infinita).

Si has comprado las llaves del coche deportivo en la tienda de los saqueadores del Royal Flush Plaza, puedes usar esto para transportarte hasta enfrente de la entrada subterránea del Food Court, para allí transportarte a la zona objetiva con los 4x4. De otra forma puedes sortear suerte caminando y llevando varios Guantes-Cuchilla de reserva, creando estas mismas con los cuchillos de montaña que dejan ciertos zombis en la entrada del Americana Casino, para combinarlos con los Guantes de boxeo de la tienda deportiva del Royal Flush.

Una buena opción para prevenir sería llevar las revistas 4 ruedas a encontrarse en el BBQ Shack del Americana Casino, o llevar la revista Vida 1 que se encuentra en la tienda de diarios del Royal Flush Plaza.

Batalla[]

Sus ataques[]

En este caso, nos enfrentaremos a Dwight Boykin, una persona que se volvió demente, pero así como lo es experimentado con una variedad en armas y combate cercano:

  • Su ataque principal trata de derribarnos con alguno de los ataques adicionales que posee y detallaremos más adelante. Chuck no se levantará cuando esto pase, mientras que Dwight llegará a nuestra posición, nos verá tirados y disparará dos tripletas de disparos con su metralleta: esto nos quitará entre una o dos barras de vida. Si estamos en una zona abierta, luego de esto nos agarrará de nuestras prendas y nos arrojará bien lejos, causando otro aturdimiento que nos quita otras dos barra de vida. No es posible detener el proceso de este ataque.
  • Otra forma de atacar que posee es de golpearnos con esta metralleta si estamos a punto de realizarle un ataque cuerpo a cuerpo. Esta es otra forma que tiene de aturdirnos.
  • Luego, posee dos tipos de ataques con disparos de su metralleta: el primero es disparando dos tripletas de disparos hacia nuestra posición, que podemos esquivarlos si estamos en constante movimiento. El segundo es una ráfaga de disparos disparando hacia una sola dirección, moviendo el arma arriba y abajo. Los disparos quitan una barra de vida.
  • Ataca desde lejos arrojando granadas que aturden a un radio menor, pero crucial para cuando, si este ataque nos afecta, esta persona se acerque para realizar su ataque principal.

Cómo ir preparado[]

Lo recomendable en este combate es usar armas rápidas que actuen rápidp antes que el sargento reaccione y contraataque. La katana, los Guantes-Cuchilla y la alabarda son buenas opciones. Otras como la Remo-Sierra o el Desangrador le quitan una cantidad mayor de vida, pero estas armas son susceptibles a que se caigan al suelo con cada ataque enemigo, y el sargento tiene muchas formas de aturdirnos.

En cuanto a vida, los zumos de paso ligero o de energizantes serán muy útiles. Cerca del punto de guardado de la zona subterránea cercana a ese enfrentamiento, hay dos zumos de naranja que podremos alojarlas en nuestro inventario para esta ocasión.

Dwight abatido[]

Cuando logremos derrotarlo, aparecerá una cinemática en la que Dwight, débil por la batalla, confunde a Chuck con un zombi a modo de subestimación, para terminar poniendo fin a su vida activando una granada sostenida con su mano, consumando su cuerpo por completo. Liberamos a Rebecca, aunque tiene problemas para caminar, así que necesitará de nuestra ayuda. Apenas termine la escena, el Caso 6-3 comienza.

Diálogos[]

El sargento Dwight Boykin dispara a zombis. Rebecca está semi-inconsciente cerca de él.
  • Dwight: ¡Chupaos esta, hijos de perra! Bola Ocho, vienen por el flanco izquierdo.
Va hacia la posición de "Bola Ocho", muerto.
  • Dwight: Buen trabajo, Bola Ocho. Cubre ese flanco.
Dispara.
  • Dwight: Jones, ¡necesito munición!
Va hacia donde está Jones, muerto.
  • Dwight: ¡Esperad! ¡Nos evacuarán dentro de un minuto!
Recarga su arma.
  • Dwight: ¡Flanco izquierdo!
  • Rebecca: ¿Chuck?
Dwight mira a Rebecca y la golpea con su metralladora. Luego, la coloca en un vehículo.
  • Dwight: ¡No me quedan balas! ¡Curtis, dame tu arma! (a Chuck) ¿Quieres un poco? ¡Toma un poco!

Dwight cae abatido.
  • Dwight: No puedo creer que me haya ganado un zombi...
Chuck abre la puerta del vehículo.
  • Rebecca: ¿Chuck?
  • Chuck: Vamos..., hemos de irnos.
  • Dwight: Pero no me vais a morder... No me convertiréis... No seré uno de los vuestros...
Dwight activa una granada y la mantiene en su mano. Rebecca y Chuck corren hacia una columna para cubrirse de la explosión.
  • Chuck: ¿Estás bien?
Rebecca intenta caminar, pero tropieza.
  • Rebecca: Mi pierna está un poco...
  • Chuck: Será mejor que volvamos al refugio.

Notas[]

  • Podremos hablar con Sullivan acerca de Rebecca:
Sullivan: "Dios, las periodistas están locas. Tráela sana y salva, Chuck."
Chuck: "No sé lo que está pasando ahí fuera, pero la traeré de vuelta."
  • Podremos hablar con Katey acerca de Rebecca:
Katey: "¿Papá, le ha pasado algo a Rebecca?."
Chuck: "Se ha metido en un pequeño lío, cariño. Voy a ayudarla."
  • Podremos hablar con Stacey acerca de Rebecca:
Stacey: "Chuck, ¡tienes que ayudar a Rebecca! Parece que iba hacia el muelle de carga subterráneo."
Chuck: "No te preocupes Stacey, la salvaré."

Galería[]

Otros[]

Advertisement