FANDOM


Deetz Hartman fue un psicópata que apareció en Dead Rising 2 y Dead Rising 2: Off the Record, durante los sucesos de la misión Milicianos, matando zombis y supervivientes bajo la excusa de "proteger a los Estados Unidos" en epidemias. 

AparienciaEditar

Deetz fue un hombre alto, de piel clara y avanzada edad, su físico delgado era cubierto por una camisa de mangas largas militar, un chaleco antibalas negro, pantalones blancos y botas marrones. Tenía comom accesorios una gorra blanca con color rojo y azul en los costados y, un pañuelo rojo atado alrededor del cuello. En su ropa llevaba un logotipo que representaba a una organización que se dedicaba a limpiar ciudades matando todo tipo de zombis. 

PersonalidadEditar

Hartman era un hombre violento, usaba su trabajo como guardia fronterizo matando personas con su potente rifle de francotirador o como protector de ciudades, era un hombre racista y un psicópata que no le importaba asesinar a su propia gente tomando como deporte el "tiro al blanco", siendo éstos las cabezas de los individuos con los que éste tóxico sujeto se cruzaban. 

Deetz fue una persona cruel, una que no poseía ningún respeto por nadie, su mente cerrada lo hacía odiar el mundo actual y, todo aquello que relacionara los derechos, liberales y gente que no fuera americana. Un sujeto hipócrita y mentiroso que aceptó el trabajo de apoyar en los brotes víricos asesinando zombis cuando en realidad mataba todo aquello que estuviera vivo -o muerto en vida-, sin ningún tipo de remordimiento. 

Junto a otros tres individuos letales, a Deetz se le acusó del asesinato de inocentes años atrás en posibles puestos que le relacionaran con la protección de la nación y del uso de armas de fuego bajo la fachada de un cargo superior, mismo que respaldaba su actuar con maldad. Gracias a esto, Hartman tenía experiencia matando personas sin importar sus características, pues como se dijo anteriormente, para él era divertido asesinar teniendo siempre como escudo el propio gobierno y su trabajo. 

De no haber sido asesinado, él hubiera seguido con su racha de homicidios sin justficar en las siguientes epidemias que dieron lugar a lo largo de todos los Estados Unidos. 

MilicianosEditar

Deetz junto con su equipo llegaron a la gran Fortune City durante el brote vírico, teniendo permisos especiales, accedieron a la ciudad bajo juramento de asesinar a los muertos vivientes en ésta, cuando lo hicieron, pusieron en marcha su plan, mismo que consistía en vaciar los cargadores de sus armas contra todo aquél que se les cruzara. 

Con sus ideas radicales, no se supo al número de zombis y de personas vivas que él mató. En algún momento una Víctima de los francotiradores se presentó, siendo asesinado por el miliciano de un disparo directo a la cabeza. 

DestinoEditar

No se supo realmente si Chuck fue capaz de asesinarlo considerando que, estaba en una zona bastante estratégica y sería un suicidio arriesgar su vida contra alguien que tenía un equipamiento claramente superior. Es bastante probable que Deetz siguiera divirtiéndose matando inocentes y zombis los días después. 

Gracias a que desconocía del bombardeo que el gobierno programó y que los militares fueron masacrados, ésto junto con la evolución de los zombis y la aparición de un gas verdoso en toda la ciudad, es bastante probable que Hartman nunca saliera de Fortune City y muriera carbonizado por las bombas que cayeron sobre la ciudad o los zombis evolucionados se encargaran de terminar con él y con sus compañeros. Desconociendo la entrada al Refugio de Emergencia de Fortune City, es posible que ni siquiera alcanzara a subir a los helicópteros de la cadena de noticias que fueron y recogieron a varios supervivientes dentro de la zona segura. 

NotasEditar

  • A pesar de poder ser asesinado por Chuck, es evidente que se trataron de mecánicas del juego, además de que también es posible completar el videojuego sin la necesidad de enfrentarse al grupo de psicópatas, en cualquier caso, su rol como villanos los conduce inevitablemente a la muerte. 
  • Si fuera el caso, sería una muerte irónica la del bombardeo, ya que habría muerto por su propia gente, justo como los americanos que murieron a manos de Deetz. 
  • Es de los pocos personajes racistas de Dead Rising, siendo él una clara parodia a las personas con ideas erradas y con una mentalidad muy dañada al odiar a toda clase de personas por el hecho de no ser americanos o no pertenecer a los mismos vínculos.  
  • Se tiene constancia de que mató a gente de la frontera por el comentario de uno de sus compañeros. 
  • Si fuera el caso, Deetz es de los pocos psicópatas que tuvieron un grado de reincidencia letal, siendo su último acto den Fortune City. 
  • Deetz puede ser de forma Irónica el psicópata más fácil del grupo.  
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.