Dead Rising Wiki
Advertisement
Dead Rising Wiki
Saga Dead Rising - Avispa reina

Reina es el nombre comúnmente conocido por los fans de la saga Dead Rising al arma que involucra un frasco de vidrio cerrado con una avispa dentro. Técnicamente, lo que hay dentro es una avispa reina con el nombre científico Ampulex Compressa Giganteus, quienes son portadoras primarias del parásito zombi.

La liberación de estas avispas fueron las causantes de las epidemias zombi ocurridas en Santa Cabeza (por accidente) y en Willamette, Colorado, así como en Las Vegas y Still Creek (todas ellas intencionalmente).

Datos[]

Historia[]

El Museo de las Américas de Los Perdidos lo menciona de esta forma[1]:

El fenómeno zombi puede remontarse al descubrimiento de un insecto extremadamente raro en las selvas de América Central en 2005.
El comportamiento zombi está completamente controlado por larvas parasitarias que se fusionan con el bulbo raquídeo tras la infección.

Así como dice, se descubrió un insecto en una zona de América Central, y el Dr. Russell Barnaby fue quien las descubrió y las utilizó para investigar su naturaleza. El objetivo principal (dicho por Barnaby) fue realizar experimentos supervisados por el gobierno de los Estados Unidos para "reducir los costes de crianza" y aumentar la producción y distribución de ganado hacia el país norteamericano, debido a la cantidad que se vende y las enormes ganancias que se manejan.

Ciertamente, en un intento de alterar la genética de las larvas generadas por estas avispas, cayeron dentro del ambiente ganadero, generando como resultado carne contaminada reducida a varios ejemplares de vacas convertidas en zombi. Para controlar mejor las sustancias y mantener la rentabilidad en el mercado ganadero, se dispuso más financiamiento al proyecto a la par de la creación de una tapadera, mientras que se contrataban a varios científicos especializados de la zona para que ayudasen en la causa. Carlito e Isabela Keyes fueron miembros del equipo original del Dr. Barnaby.

Cuando el proyecto zombi crecía en infraestructura y recursos humanos, el profesor se tomó parte de su tiempo para investigar la "exudación de las larvas" de aspecto verdoso, viéndolo como algo capaz de crear un modo de inmortalizar al humano portante de un parásito modificado que contuviese su fórmula. Sin embargo, un accidente en la sección de investigación terminó con el escape de las avejas reina alteradas para cumplir con su naturaleza: picar e infectar a sus víctimas, convirtiéndolos en zombis.

Uso como arma[]

En toda la saga Dead Rising, excepto en Dead Rising 4, habrán abejas reinas divagando sobre las zonas infectadas, dispuestas a atacar de forma aleatoria al humano no infectado, o a intentar controlar a un humano ya zombificado.

Reina - HUD de Dead Rising

Vista del arma en el inventario.

El protagonista del juego de turno puede tomar estas abejas presionando el botón E (en PC) para encerrarla en un frasco de vidrio con tapa. Esto se convierte en un arma arrojadiza, que al estrellarlo contra el suelo terminas con la vida de la reina, causando un efecto de shock que determina una falla en el control de una abeja reina sobre las obreras (y larvas) que se están en el organismo infectado. Como consecuencia, el zombi sucumbe a la locura y se eleva la presión que termina por explotar el sistema nervioso central: el cerebro.

Las siguientes características vienen del uso de la reina en diferentes aspectos:

  • En Dead Rising, Frank puede iniciar el proceso de arrojar un frasco con una reina, pero si en el proceso es disparado por un enemigo o atacado por un zombi, esta reina se irá.
  • En el mismo juego, se han usado abejas reina en frascos para la creación de un supresor parasitario que evitó la zombificación de Frank West. Esta receta sería el modelo progenitor que usó Phenotrans para la creación del ZOMBREX el 4 de noviembre del 2007 (casi 14 meses después del incidente de Willamette, Colorado).[2]
  • Isabela Keyes también supo usar extractos de reina, aislando una feromona que inhibe a los zombis enemigos del portador de la sustancia, volviéndolo alguien intocable para ellos.
  • En Dead Rising 2, Chuck Greene usó sus conocimientos vistos en el blog de Tape It Or Die para la creación de un arma combinada usando una reina. Para ello, crea néctar mezclando ingredientes en las licuadoras y lo introduce en las abejas para modificar el objetivo primario de las abejas: el Lanzaabejas, cuyo espécimen se dedica a atacar a los zombis que creó su especie.
  • En Dead Rising 3, el general John Hemlock descubrió que la sustancia que exudan los zombis rey es importante y digna de una investigación de desarrollo parala creación de un arma biológica, cuya visión se basa en la destrucción de la vida humana sin dañar las infraestructuras. Una implementación beta sin tener el arma biológica se produjo bajo sus órdenes en el Proyecto Watchtower, como parte de una investigación en el que el cirujano Leo Rand y el General Lyons están altamente involucrados, y se encuentran financiados por la empresa Phenotrans.[3]

Referencias[]

  1. Dead Rising 3. Capítulo 5: Soldado de fortuna. Apenas se completa la misión Encuentra a Diego en el museo derrotando a Diego Martinez dentro del Museo de las Américas de Central City.
  2. Dead Rising. Modo Prórroga: Evitar la zombificación de Frank. Objetivo principal para evitar que Frank West sucumba a una infección de la que no se sabe con certeza su naturaleza. Isabela detalló a Frank todo lo que debía necesitar para poder crear el remedio inyectable.
  3. Dead Rising: Endgame. Leo Rand es el investigador jefe para buscar la inmortalidad dentro de la ciudad vallada de East Mission City, Oregon, usando cuerpos de personas raptadas en el exterior y dadas como "desaparecidas". Jordan Blair es una víctima de este trato inhumano, pero logró escapar antes de la prueba final. Los cuerpos de humanos que no han sido compatibles con el experimento, son literalmente arrojados y acumulados en edificios aislados de esta ciudad que había sido cerrada por la infección zombi en mediados del año 2017, en Dead Rising: Watchtower.
Advertisement